« Atrás

La DNDA da claridad sobre las tarifas para eventos virtuales cobradas por las sociedades de gestión colectiva

 

Bogotá, D.C. mayo 28 de 2020. Atendiendo a las diferentes inquietudes manifestadas por los empresarios de conciertos por las tarifas relacionadas con la realización de eventos virtuales, y en razón a la actual coyuntura en donde autores, artistas y empresarios se han visto fuertemente afectados, la Dirección Nacional de Derecho de Autor, se permite hacer las siguientes precisiones:

  1. El cobro por concepto de derecho de autor no es un impuesto, ni una tasa, ni una contribución, por lo tanto, no es un tributo: su naturaleza es la de un derecho de contenido eminentemente privado. En consecuencia, los autores, editores musicales, disqueras, artistas, y en general los titulares de derechos patrimoniales, son las personas facultadas para decidir las condiciones de uso de sus obras, entre ellas la tarifa o remuneración que para ello hubiere lugar.
  1. Dentro de las normas de derecho de autor que hacen parte de la legislación colombiana, se han tenido en cuenta los estándares de protección establecidos por los diversos tratados internacionales de los que la República de Colombia hace parte.
  1. Uno de los derechos que tienen los autores, editores musicales, disqueras, artistas, y en general los titulares de derechos patrimoniales, según sea el caso, es el de comunicación pública, que incluye la facultad de autorizar o prohibir el uso de sus obras, interpretaciones musicales y fonogramas en plataformas y medios digitales.
  1. Es de aclarar que algunas sociedades de gestión colectiva han establecido acuerdos con plataformas digitales para la realización de actos de comunicación pública en este tipo de medios, por lo que ya están autorizadas, es decir, que se han realizado arreglos para el pago por este tipo de actos. Los afiliados a estas sociedades, así como sus usuarios, pueden consultar los detalles de estos acuerdos acudiendo a la respectiva entidad.  
  1. En virtud de la legislación colombiana, las tarifas que fijan las sociedades de gestión colectiva por el uso de las obras e interpretaciones de los autores, editores musicales, disqueras, artistas y en general, los titulares de derechos patrimoniales que representan, son base de negociación, es decir que la tarifa a pagar será el resultado del acuerdo al que lleguen las partes. Para ello, pueden acudir a fórmulas de arreglo directo, a mecanismos como la conciliación, o en su defecto, ante los jueces civiles.
  1. Es de recordar que de acuerdo al art. 54 de la Decisión Andina 351 de 1993,  "Ninguna autoridad ni persona natural o jurídica, podrá autorizar la utilización de una obra, interpretación, producción fonográfica o emisión de radiodifusión o prestar su apoyo para su utilización, si el usuario no cuenta con la autorización expresa previa del titular del derecho o de su representante. En caso de incumplimiento será solidariamente responsable."
  1. La Dirección Nacional de Derecho de Autor autoriza el funcionamiento de las sociedades de gestión colectiva, y tiene sobre ellas funciones de inspección, vigilancia y control. En ese orden de ideas, esta entidad seguirá atenta al funcionamiento de estas sociedades para iniciar las respectivas investigaciones e imponer las sanciones a las que hubiere lugar en caso de vulneración de las normas estatutarias y legales. Quien tenga una denuncia sobre irregularidades relacionadas con el funcionamiento de alguna de estas sociedades, puede remitirla al correo electrónico de la DNDA info@derechodeautor.gov.co.

Finalmente, el Gobierno Nacional a través de la Dirección Nacional de Derecho de Autor invita a los autores, editores musicales, disqueras, artistas y en general a los titulares de derechos patrimoniales, así como a los empresarios de conciertos, a establecer puentes de diálogo para encontrar alternativas que permitan sortear las dificultades en estos tiempos de contingencia, para que los colombianos puedan disfrutar de estas creaciones musicales en sus hogares.